Tips para bañar a tu perro y ahorrar agua

Publicado por Alejandra Merino en

La hora del baño de tu perro puede ser un gran drama, para ti, para él y para tu casa.

Por ello casi siempre le damos la vuelta al tema, los bañamos cuando ya no hay manera de evitarlo porque parece una nube de polvo caminando, cuando está tan cochino que no recordamos de qué color es, cuando vamos a tener visitas o de plano preferimos pagar para que lo bañen en las estéticas caninas y que otros sufran esta tortura.

La verdad el baño no debería ser una tortura. Hay muchos perros que disfrutan el baño y muchos compañeros humanos que aman bañarlos y no, no se trata de ninguna brujería, tampoco es una escena de comercial o de película, simplemente es porque saben hacerlo, sin enojos, sin desorden y sin desperdiciar agua.

Te damos algunos tips para que aprendas a disfrutar ese momento con tu perro y lo conviertas en un rato de calidad, divertido y económico.

  • Busca un lugar agradable y amplio para bañarlo, donde ambos estén cómodos. Que no sea al aire libre para que no pueda escapar pero tampoco un cuarto muy pequeño como para que se sienta prisionero.
  • No uses una manguera directa porque el chorro del agua es muy agresivo, puedes usar aditamentos especiales para dosificar la salida del agua y de paso ahorrarla.
  • Usa agua tibia, el agua fría los estresa y con el agua caliente los puedes lastimar sin darte cuenta, la tolerancia a lo caliente y a lo frío no es la misma que la nuestra.
  • No grites, no hables golpeado y no lo regañes. Este tipo de comportamiento le transmite a tu perro que el baño es malo (porque tú te enojas) y por eso se estresa y no se deja bañar.
  • Dale muchos cariños y caricias durante el baño, así lo relajas y transmites una experiencia positiva que seguramente querrá repetir.
  • Utiliza un cepillo para bañarlo, uno suave, que permita darle masaje, distribuir bien el jabón y llegar a lo más profundo del pelaje.
  • Nunca uses shampoo de uso humano porque les reseca la piel.
  • Nunca laves la cara y la orejas de tu peludo, para limpiar estas zonas hay toallas húmedas especiales.
  • Ten a la mano una toalla para secar a tu peludo y una para ti.
  • Usa ropa cómoda y que no te importe mojar.
  • Al terminar felicitalo por haberse portado bien y dale un premio. Esto refuerza la experiencia positiva.
  • Nunca uses secadora de pelo de manera sorpresiva, esta los asusta y relacionan el baño con la secadora y con una mala experiencia.
  • Si usas secadora primero enséñasela apagada, préndela en el nivel más bajo y deja que tu peludo se acerque a ella para que vea qué es, una vez que esté tranquilo puedes dirigir el aire hacia tu perro y comenzar a secarlo. Cuida que el aire sea tibio.
  • Nunca pegues la secadora al cuerpo de tu perro, puedes quemar su pelo y su piel.
  • Si hace frío, el viento está fuerte o tu perro está enfermo o convaleciente puedes utilizar un shampoo en espuma o bien puedes usar toallas húmedas para limpiarlo hasta que puedas bañarlo con agua y shampoo.

 

 

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario