Tips para educar a un gato cachorro

Publicado por Alejandra Merino en

Las personas que no tienen gatos piensan que son animales casi salvajes, que son como son porque así son, que todos los gatos son iguales, hacen destrozos, dejan todo arañado, son traicioneros y temperamentales.

Las personas que siempre han tenido gatos saben que, si bien, si son un poco temperamentales e independientes, no son destructivos, no atacan porque si, no hay un gato igual a otro, son cariñosos y apegados e incluso hasta un poco posesivos, disfrutan las caricias y hasta llegan a demandarlas.

El problema es que a veces estos prejuicios nos alcanzan incluso cuando integramos un gato a nuestras vidas. Hay dueños que no investigan, no se informan ni se forman para ser los futuros compañeros humanos de un felino, solo reciben al gato en casa y dejan que solito se instale, ponga sus reglas y entonces modifican su vida a como el felino marca ¿Por qué? Por una razón simple

NO SABÍAN QUE LOS GATOS SE PUEDEN Y SE DEBEN EDUCAR  

Si, son animales súper inteligentes, pero rebeldes. Se les puede educar perfectamente desde dónde deben dormir y hacer pipí y popo hasta la manera de comportarse a solas y con visitas.

Y no es tan difícil, pero como todo requiere de constancia y dedicación, ahora bien, si te da flojera dedicarte a educarlos los primeros meses de vida, piensa lo que será de ti sufriendo unos 15 años por el mal comportamiento de tu felino. ¿Unos meses no suenan tan mal, cierto?

Para una convivencia exitosa no necesitas que tu felino sea un premio nobel, necesitas solo que sepa comportarse, aun cuando no estás en casa.

Para que no destruya tus muebles consigue un rascador desde el día en que el felino llegue a tu casa y anímalo a usarlo, enséñale, lo pones cerca y con tu mano tomas su patita y haces que acaricie el rascador, si lo ves rascando en otros lados, lo levantas y lo llevas al rascador sin gritos o pensara que es castigo. Cuando lo veas usándolo dale caricias, háblale bonito o dale un premio, así sabrá que hizo bien.

Para que use su arenero lo debes de llevar ahí justo cuando despierta, después de comer y después de jugar mucho, cuando haga dentro de él lo premias, si hace fuera no pasa nada, si hace fuera siempre y en un mismo lugar, podrías pasar el arenero ahí y cuando empecé a usarlo lo felicitas. Recuerda que el arenero debe estar limpio porque odian hacer sus necesidades en un lugar sucio.

Para que use sus juguetes y no tus cosas debes conseguir juguetes llamativos para ellos, cosas que puedan perseguir o alcanzar. Tú debes presentarle los juguetes y jugar con ellos y con tu felino. La clave es que tu estés presente en el juego y convivas con él, así le darás un significado positivo al juguete.

Para que tu gato no sea un felino que araña y/o muerde es muy importante marcar esa conducta como negativa y es vital hacerlo desde muy pequeños para que sea más fácil porque por naturaleza ellos juegan dando manotazos pero muchas veces lo hacen con las garras de fuera. Cuando lo haga debes hacer un sonido como chillido y suspender el juego unos momentos, así entenderá que si araña o muerde, el juego se acaba.

Con estos pequeños trucos podrás fomentar un buen comportamiento de tu felino y recuerda que para ellos es vital el refuerzo positivo (si hace algo bien lo felicitas, si no, lo ignoras).

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario