Razones para adoptar a un gato negro

Publicado por Alejandra Merino en

Durante las celebraciones del día de muertos es inevitable pensar en  las supersticiones y mitos que hasta se sienten en el ambiente. Las brujas que vuelan en escobas, las calabazas que asustan a los malos espíritus,  los fantasmas que vienen del más allá, etcétera. Aunque sabemos que nada de esto es cierto, podemos asegurarte que en estas fechas en particular hay un personaje que sufre de gran rechazo y que ha cargado con un estigma desde hace cientos de años; nos referimos a los GATOS NEGROS.

Sí, en pleno siglo XXI, los gatos negros siguen despertando curiosidad, rechazo o admiración solo por el color de su pelaje.

 Según las creencias populares los gatos negros son portadores de mala suerte, el toparnos con ellos significa que algo terrible puede pasarnos. Todo empezó desde el siglo XIV cuando se les culpó de la aparición de la peste en Europa (aunque en realidad la culpa era de los roedores).

Posteriormente se les asoció con las brujas, ya que muchas mujeres solas, en especial las de edad avanzada, que fueron acusadas de brujería, acogían a los gatos callejeros como mascotas y después de algún tiempo cambió la historia y se decía que las brujas se convertían en gatos y finalmente, por el misticismo que tienen los gatos negros en contraste con los ojos amarillos (característicos en estos gatos por el exceso de pigmentación), se decía que las brujas se convertían en gatos negros y así las podían distinguir de entre los demás gatos.

Actualmente aún se les relaciona a ambas vertientes de mala suerte, muchos dicen que si te topas con un gato negro en una noche de luna llena significa que habrá una epidemia, o si una persona enferma se encuentra con uno de ellos, significa que pronto morirá.

Por otro lado se cree que las personas que tienen como mascotas a estos animales, son adoradores del diablo o practicantes de brujería y como nadie quiere este estigma sobre los hombros y como muchos dicen “para no tentar a la suerte” los gatos negros son regularmente los últimos en ser adoptados y muchas veces terminan en la calle o son sacrificados al no poder encontrarles un hogar.

Los gatos negros son muy divertidos y juguetones

Pero si tienes un buen corazón y decides acoger en tu hogar a uno de estos compañeros peludos, te tenemos buenas noticias, puedes ver y contar el otro lado de la moneda. No en todos lados son mal vistos, en muchas culturas o países los gatos negros son vistos y admirados como portadores de cosas buenas.

En el antiguo Egipto se creía que todos los gatos protegían los hogares de los malos espíritus pero los gatos negros en especial eran considerados sagrados, portadores de protección para el hogar, gozo, armonía y felicidad. Es más, matar a un gato negro era un crimen capital castigado con la muerte.

En Escocia el que entre un gato negro a tu casa significa prosperidad y buena suerte. Hay quienes afirman que acariciar un gato negro antes de jugar juegos de azar trae buena suerte, de la misma forma que en algunas partes del Reino Unido se cree que aseguran el buen  regreso de los miembros de la familia que viajan mucho.

Ahora depende de ti, los gatos son compañeros espectaculares que  te brindaran muchas alegrías y horas de diversión, dale la oportunidad a un gato negro, no te dejes llevar por su mala fama, piensa en las cosas positivas que se dice de ellos y en recompensa tendrás un par de ojos amarillos pizpiretos que te recibirán todos los días con mucho amor.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario