¿Las nochebuenas son tóxicas para los gatos?

Publicado por Alejandra Merino en

En esta temporada de fiestas la decoración de la casa provoca una gran ilusión casi en todos. Sacamos todos los adornos que durante un año nos esperaron pacientes, guardados en cajas, listos ahora para ser los protagonistas de salas, ventanas, escaleras y entradas.

Pero si tienes gatos esto te interesa: la flor de nochebuena es toxica para los gatos.

Esta bella planta que da color y la inigualable sensación de las fiestas decembrinas, llamada nochebuena o poinsetia, puede ser peligrosa para tus mininos. Si tu peludo llega a ingerir o siquiera a masticar esta bella plata podrá presentar trastorno digestivo o de piel u ojos.
Recordemos que los felinos utilizan algunas plantas para purgarse y poder expulsar el pelo muerto que se tragan cuando se lamen para acicalarse, regularmente pueden escupirlo o vomitarlo de manera natural, pero cuando no pueden ellos buscan diferentes plantas como medicina.

La nochebuena por su color es llamativa para ellos y al ser una planta que no se encuentra regularmente en la casa les provoca curiosidad y en muchos casos esta curiosidad termina en la sala de urgencias de los hospitales veterinarios, porque estas fechas son en las que más intoxicaciones se reportan en gatos.

El trastorno digestivo se refiere a hinchazón de lengua, problemas gastrointestinales como diarrea, vómito, gastroenteritis hemorrágica y problemas de hígado como insuficiencia hepática. La manera cómo podemos detectar este tipo de trastornos es cuando hay vómito y diarrea. Generalmente nuestro peludo se siente mal no tiene hambre, empieza a bajar de peso,  esta deshidratado, no tiene ganas de jugar, se queja y demuestra su malestar.

El trastorno de piel es una dermatitis alérgica, una irritación en la piel que provoca comezón. El trastorno de ojos es un picor intenso en los ojos, que provoca que el gato se talle la carita. Ambos trastornos se pueden presentar por solo tocar la planta y ambos tienen los mismos síntomas, el área afectada se pone roja, da comezón, se irrita, duele al tacto, pueden salir como costras y se les puede caer el pelo en la zona afectada.

 

 

Si tienes nochebuenas y detectas alguno de estos síntomas en tu peludo felino, acude de inmediato al veterinario, no lo automediques ya que cada organismo es diferente y puedes empeorar las cosas, a lo más trata de darle mucha agua para mantenerlo hidratado en lo que llegas al veterinario o consigues alguno que lo atienda.

 

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario