La experiencia de vivir con un perro de raza mediana

Publicado por Alejandra Merino en


Hace poco escribimos sobre los tipos de razas de perros, enfocándonos en su tamaño y hablamos sobre las razas pequeñas, ahora es momento de hablar de las razas de perros medianos.

Recordemos que es muy importante que antes de elegir a nuestro compañero ideal, analicemos minuciosamente qué le podemos ofrecer y qué no, qué tanto espacio tenemos, con cuánto tiempo contamos para jugar juntos y pasearlo, cuánto dinero podemos destinar a su manutención, si hay o no niños pequeños o adultos mayores en casa, etc.

Los perros de raza mediana más comunes son los cocker, beagle, boxer, schnauzer y la mayoría de los perros mestizos o todo perro que pese entre 14 y 25 kilos. En general, son perros resistentes y de carácter paciente, aunque hay sus excepciones, son fuertes, resisten mejor el frío que las razas pequeñas, se adaptan mucho más fácilmente al espacio y a las rutinas.

Dependiendo de la raza hay perros medianos muy tranquilos que requieren el mínimo  de ejercicio y otros que son muy activos, si no los sacas a que hagan ejercicio podrían destrozar tu casa. Una característica interesante de las razas medianas es que reconocen a su dueño como el líder y eso les ayuda a seguir órdenes y con un poco de dedicación de tu parte, el entrenamiento es relativamente sencillo.

Si tienes niños pequeños es necesario que consultes las características propias de la raza o preguntes en el centro de adopción cómo se relaciona con los niños, porque hay algunos que son  poco tolerantes y no queremos accidentes.

En general son perros menos escandalosos que los de razas pequeñas, incluso algunas razas solo ladran en muy raras ocasiones.  La mayoría de las razas medianas, incluyendo los mestizos, son considerados de los perros más sanos, aunque no debemos dejar pasar revisiones con el veterinario al menos una vez al año para prevenir algún mal.

Por su tamaño requieren una rutina de ejercicio adecuada a sus características, hay muchas razas que tiene muy poca actividad física e incluso que es recomendable que no hagan mucho ejercicio para evitar golpes de calor y deshidratación, pero hay otros que necesitan espacios amplios como parques para correr y saltar para descargar la gran energía que de otro modo sacaran en tu casa, comen más que los pequeños y requieren de un alimento que cubra sus necesidades calóricas y nutricionales y no olvidemos recordar que jamás hay que alimentarlos después del ejercicio o esperar a que tengan mucha hambre porque eso los hace comer muy rápido y puede provocar que los intestinos se tuerzan y que terminen en el hospital para una intervención quirúrgica.

Si bien este tipo de perros, como ya dijimos, son resistentes y sanos, no debemos descuidarlos, como toda mascota y ser vivo requieren cuidados, atención y mucho amor. Acude a tu veterinario si notas algún cambio en su comportamiento, estado de ánimo o su rutina de alimentación.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario