Ideas para pasear con tu perro en la temporada de lluvias

Publicado por Brenda Suárez en

La época de lluvias no debe impedir que salgamos a pasear con nuestros peludos compañeros, si bien salir en estas épocas puede ser sucio, frío y algo complicado por las lluvias, si suspendemos los paseos de nuestros perros podemos generarle ansiedad, mal humor y hasta depresión.

Por ello hemos preparado algunos consejos para pasear con tu perro en estos días lluviosos y convertir esta experiencia en algo divertido y constructivo para ambos.

Antes de salir de casa juega con tu perro, no sabes cuánto tiempo va a  durar el paseo en estos días, pero el frío, la humedad y la lluvia hacen que los paseos sean más cortos y posiblemente tu compañero no alcance a sacar toda la energía que tiene guardada, así que lo mejor será que lo canses un poco antes de salir, como un previo, pueden jugar a la pelota, a dar vueltas, luchitas o algo que implique movimiento.

Lo primero es la protección y un poco de estilo, un buen paraguas y una chamarra para ti y para tu compañero peludo un impermeable. Hay algunos perros que no disfrutan la sensación de agua en las patas y para ellos puedes conseguir botas impermeables. Te recomendamos tener un collar con  reflejante o con luz, esto es pos si la lluvia se vuelve muy densa tú y los demás puedan ver a tu  compañero peludo

Antes de salir ten preparado tu kit de regreso, debes de tener a la mano una toalla seca, que sea solo para el uso de tu peludo, la secadora de pelo por si no logras secarlo por completo con la toalla. Es recomendable que tengas toallitas húmedas, como las que se usan para los bebés para que limpies las patas de tu perro antes de secarlo. Entre los dedos se guarda mucha humedad y suciedad.

Cuando vuelvan a casa, después de secarlo, déjalo descansar en su cama, si puedes colócalo en un sitio cálido, lejos de corrientes de aire o zonas húmedas. Déjale una cobija para que se pueda calentar.

Debes tener cuidado de secar a tu perro lo mejor que puedas porque la humedad en el pelo y patas pueden traer problemas como:

  • Problemas en almohadillas.- es una de las partes más delicadas de tu perro, por muy fuertes y resistentes que parezcan, si quedan restos de humedad entre los dedos y en las patas se pueden crear hongos, irritación y úlceras.
  • Nudos en el pelo.- si tu perro tiene el pelo medio o largo es importante que además de secarlo lo cepilles para que no se le hagan nudos, ya que estos pueden molestarlo y al tratar de rascarse se puede arrancar el pelo, dañando su piel, si tienes muchos problemas para deshacer los nudos puedes utilizar algún tipo de desenredante.
  • Problemas en la piel.-  si el pelo queda húmedo se puede resecar la piel de tu perro, esto ocasionará mucha comezón, esto lo puedes solucionar con un poco de aceite de oliva en la zona afectada (solo no olvides que puede manchar  los muebles o telas con las que tu perro esté en contacto) o con un acondicionador especial.

Muchas veces la humedad provoca un olor poco agradable en los perros, pero eso no quiere decir que tengas que bañarlos cada vez que los sacas a pasear, puedes utilizar algún tipo de perfume o una espuma en seco, lo que no queremos es humedecer de más a nuestro peludo.

Ahora si, a disfrutar un buen paseo bajo la lluvia con tu mejor amigo.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario