Programa y Ahorra
Iniciar sesión o Crear una cuenta
Más
Carrito

El Humano no es el Único que Sufre Estrés

Publicado por Solange Gutfajnd en

El Humano no es el Único que Sufre Estrés, Tu Mascota También Podría Estarlo.

MVZ EPA Solange Gutfrajnd

 

Todos sabemos los estragos que puede causar el estrés en el cuerpo humano, el impacto psicológico que se puede llegar a sufrir, y las ramificaciones de este mal. Vivir en ciudades tan grandes y caóticas como es la Ciudad de México ciertamente pueden agravar el estrés cotidiano.

Una técnica muy útil que se tiene en la psicología humana es la de recomendar a las personas a pasar más tiempo en la naturaleza, y en específico, interactuar más con animales. Qué mejor si se tienen mascotas.  

¿Pero qué pasa cuando la misma mascota es la que está sufriendo de estrés?

Cómo Detectar el Estrés en las Mascotas:

Las mascotas por el estrés pueden modificar su comportamiento, volviéndose inquietos llegando incluso a tornarse agresivos.  En muchos casos pierden el apetito, vocalizan (ladridos o maullidos) frecuentemente, en el caso de los gatos pueden pasarse mucho tiempo escondidos, batiendo la cola impacientemente, y haciendo sus necesidades fuera del arenero. En el caso de los perros se ve que se vuelven más destructores con los objetos de la casa, y algunos pueden pasarse mucho tiempo lamiéndose, y caminando nerviosamente por la casa. 

Primero que nada, debemos entender qué es lo que estresa a nuestras mascotas.

Factores Causantes de Estrés en las Mascotas:

-Enfermedades: La mascota al tener dolor, molestia o alguna condición que le impide realizar sus actividades normales. 

-Clima: cuando el clima es extremo, ya sea muy caliente o muy frío, las mascotas pueden estresarse por no poderse adaptar lo suficientemente rápido ni tan eficientemente a las temperaturas.

-Cambios de Rutina: cuando a las mascotas se las alimenta, pasea, etc. en horarios fuera de lo habitual, se pueden estresar ya que la actividad esperada no parece llegar.

-Cambios en la Familia: Estos cambios pueden ser desde una mudanza, a la llegada de nuevos miembros de la familia.

-Otra Mascota: Si bien una segunda mascota puede llegar a ser un excelente complemento a la familia, compañía para la mascota que ya se tenía, si no se llevan bien, ambos pueden estresarse en gran medida. De hecho, en gatos, este es uno de los factores de mayor estrés- el tener que convivir con otro gato con el que no se llevan bien.

-Falta de Ejercicio

-Ruido excesivo y/o repentino (petardos, truenos, música demasiado fuerte, etc)

-Soledad y aburrimiento

 

¿Qué Impacto Puede llegar a Tener el Estrés en las Mascotas?

Las mascotas estresadas pueden ser más susceptibles a enfermedades, padecer de trastornos gastrointestinales, perder mucho pelo, tener cambios en su carácter y en algunos casos incluso tener actitudes agresivas.

Y entonces, ¿Qué Hacer para Aliviar el Estrés en Nuestras Mascotas?  

Es indispensable primero que nada descartar enfermedades y causas físicas que podrían estar estresando a la mascota.

En segundo lugar, se debe detectar qué es lo que está provocando el estrés.

Hay algunas razas nerviosas por naturaleza, y otras mascotas a las que no se les puede aliviar el estrés del todo, pero sí hay formas para apoyarlos:

  • Asegurarse que tengan suficiente alimento y agua, y que puedan consumir de manera rutinaria.
  • Ejercicio: puede ser mediante juegos o paseos diarios.
  • Dentro de la casa se pude procurar jugar con las mascotas con diferentes juguetes, y dejarlos con juegos que los estimulen y los distraigan.
  • Aprovechar los parques que la Ciudad de México tiene para ofrecer, así como las áreas verdes y camellones recreativos para realizar actividades al aire libre con nuestras mascotas.
  • Área en la casa que les puede servir de refugio, donde se pueden resguardar y sentirse cómodos y seguros. Puede ser una cama, una casita, etc.
  • Hay varios estudios que apoyan que una mejor nutrición puede coadyuvar a disminuir el estrés y combatir muchos de sus efectos (pérdida de apetito, perdida de pelaje, etc).

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario