Decálogo de una Tenencia Responsable

Publicado por Solange Gutfrajnd en

La decisión de comprar o adoptar a una mascota es una gran responsabilidad. No debe hacerse por impulso ni ser un regalo a otra persona. Esta decisión afectará la vida de los dueños de las mascotas por al menos 15 años, y por lo tanto debe tomarse en serio.

Los principios básicos de que realmente es momento de incorporar una mascota a nuestras vidas.

  • Decidir cual es nuestro compañero ideal para nuestro hogar.
  • Estar muy conscientes que una mascota requiere de mucho tiempo y atención. Por muy pequeña e independiente que sea la mascota, es nuestra responsabilidad bríndale diariamente sus cuidados, juegos, paseos y cariño.
  • Las mascotas cuestan mucho dinero. El alimento, visitas al veterinario, vacunas anuales, esterilizaciones, castración, etc. Las mascotas viven al menos 15 años, así que debemos fijar un presupuesto mensual para su tenencia.
  • Decidir cómo vamos a conseguir la mascota. Adoptar es lo más recomendable ya que existen miles de perros y gatos que necesitan un hogar. Si decides que sea una mascota comprada, asegúrate que la compra sea en un establecimiento certificado, donde tratan a los animales de manera humana. Si vas a comprar o adoptar a un cachorro, asegúrate que tenga como mínimo 6 semanas y que haya concluido la lactancia.
  • Pedir todos los datos posibles sobre la mascota.
  • Contar con las cosas básicas que requerirá la mascota en casa: alimento, cama, cepillo, juguetes.
  • Para sacar la mascota a pasear, se debe contar con collar con una placa de identificación, correa y bolsitas para recolectar las heces. Si la mascota es agresiva, o tenemos la duda de que pueda serlo, es conveniente también sacarlo a pasear con bozal.
  • La salud de nuestra mascota debe ser nuestra prioridad. Hay que mantener sus vacunas y desparasitaciones vigentes. Debemos tener localizado un veterinario de confianza cerca, y tener los datos para el caso de alguna emergencia.
  • La población callejera de perros y gatos es excesiva. La mejor manera de prevenir esto es que no nazcan cachorros que no luego no tendrán hogar, y ellos a su vez, tendrán más camadas. Por lo tanto, cuando adoptemos o compremos a nuestra mascota, comprometernos a la esterilización/castración de nuestra mascota según las indicaciones del veterinario.
  • Entrenar a nuestra mascota. Ellos no son adivinos. No saben donde deben hacer sus necesidades, sobre qué muebles pueden estar, a cual cuarto no deben entrar. Se requiere paciencia, constancia, y tiempo, para logara una buena convivencia con la mascota.

 

La regla más importante, es amar a la mascota. Disfrutarla lo máximo que se pueda, con el tiempo las mascotas se vuelven la parte más divertida y chistosa de la familia.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario