Consejos para controlar la muda de pelo en perros y gatos

Publicado por Brenda Suárez en

El invierno se acerca, lo podemos percibir en el ambiente, en la moda, en la temperatura y sobre todo podemos darnos cuenta porque nuestros animalitos comienzan a cambiar de pelaje.

Se preparan para la época de frío y comienzan a mudar el pelo ligero de verano para tener un pelaje grueso y caliente para el invierno y eso significa una cosa. Pelos, pelos por todo lados, literal hasta en la sopa.

No podemos evitarlo pero podemos darte algunos consejos para que estas fechas no sean tan molestas, porque por mucho que amemos a nuestros peludos, salir de casa con un pantalón negro lleno de pelos de perro o de gato es sumamente molesto, además esto puede generar reacciones alérgicas tanto para nosotros como para las personas con las que convivimos.

El primer consejo que podemos darte y de los más efectivos es EL CEPILLADO. Si queremos hacer que esta etapa dure menos y sea menos escandalosa, lo que tenemos que hacer es cepillar a nuestro compañero peludo de acuerdo con el tipo de pelo que tenga.

El tipo de cepillo es muy importante ya que dependerá de si nuestro compañero tiene el pelo largo, medio o corto. El cepillado para los perros debe de ser en el sentido del crecimiento del pelo, empezando por la cabeza, el lomo, después los laterales, las patas y por último la cola.

Con los gatos debemos ser un poco más gentiles ya que su paciencia es un poco menor que la de los perros, debemos comenzar por la cabeza hasta llegar a la cola, en la misma dirección hacia donde crece el pelo. Jamás le peines la cara porque lo vas a alterar.

Un perro o un gato mal alimentado es un animal que soltará mucho pelo, así que si tú crees que tu compañero suelta más pelo de lo que debería, llévalo al veterinario para que lo examine y descartes alguna deficiencia alimenticia y en su caso recete un cambio de alimento o un suplemento alimenticio.

Otro consejo que podemos darte es agregar Omega 3 a su comida con  una cucharadita de aceite de oliva o de linaza, salmón, atún u otro pescado fresco,  este nutriente reduce la inflamación de la piel y elimina la caspa.

Los animales también pueden sufrir alergias o problemas de piel, si ves que tu compañero se rasca insistentemente en un solo lugar, que se le cae más pelo de un área en específico o la caída de pelo es constante, no solo en temporadas, acude a tu veterinario de confianza.

El estrés puede contribuir a que nuestros compañeros pierdan pelo, por lo que podemos recomendarte algunas formas naturales de ayudarles a reducir el estrés.  La deshidratación provoca caída de pelo por lo que tu compañero peludo debe de estar hidratado constantemente, déjale agua fresca a su alcance todo el tiempo.

El baño de manera periódica ayuda a reducir la pérdida de pelo, esto no quiere decir que debas bañarlo diario como nosotros, porque eso les provoca resequedad y alergias en la piel. Lo recomendable es 1 vez por semana.

Esperamos que estos consejos te ayuden a sobrellevar esta complicada y peluda etapa, piensa que por lo regular solo son dos veces al año.



Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario