¿Cómo reacciona tu perro o gato ante la lluvia?

Publicado por Alejandra Merino en

Parece que va a llover…

No solo Pedro Infante podía decir esto, nuestros peludos también pueden predecir las lluvias e incluso alertarnos, si es que le ponemos la suficiente atención, ya que muchos sufren cambios de conducta antes de que caiga el chaparrón.

La primera señal que podemos detectar es que los perros olfatean de una manera muy insistente, sobre todo por debajo de las puertas o cerca de las ventanas, esto es porque la humedad captura y encapsula olores del exterior y estos tardan más en disiparse por lo que los aromas llegan mucho más intensos, para ellos, porque a nosotros puede ser que nos cueste más trabajo distinguirlos.

Los gatos por lo general buscan  un espacio caliente en casa antes de que comience a llover, su sentido del olfato también es muy desarrollado y muchos se pueden mostrar un poco alterados y curiosos por los aromas que trae el viento previo de la lluvia.

Hay muchos perros que se asustan con la lluvia, bueno propiamente no es la lluvia lo que los aterra, es el ruido que la lluvia produce y mucha veces las reacciones que se tienen en casa. El sonido que provocan las gotas de agua o el granizo sobre los cristales sobre los techos de metal son demasiado fuertes para sus oídos sensibles, por otro lado, cuando en casas gritamos, corremos y nos alteramos porque las ventanas están abiertas, porque dejamos la ropa colgada o porque se está metiendo el agua, transmitimos esa sensación de nervios a nuestros compañeros peludos.

A los gatos la lluvia les produce una extraña mezcla entre curiosidad, atracción y miedo. No lo obligues a salir de su lugar seguro cuando llueve y tú debes actuar lo más natural y tranquilo posible para no alterarlo más.

Pero no generalicemos, hay muchos animales que aman la lluvia y les gusta mojarse, básicamente esto depende de la relación que nosotros les fomentemos con el agua desde cachorros, si la hora del baño es divertida, con agua templada, se juega con ellos y se les da libertad, es muy posible que ese cachorro se convierta en un adulto juguetón en la lluvia, si por el contrario, la relación que tienen con el agua, especialmente con la hora del baño es negativa (se les baña con agua fría, a manguerazos, con gritos, de malos modos) ellos relacionan la lluvia con las malas experiencias y buscan evitarla.

Pero si tu peludo disfruta de esta época del año, no hay porque evitarlo, simplemente hay que tener ciertos cuidados a la hora de los paseos. Primero procura no salir durante las lluvias torrenciales porque los truenos pueden asustar a tu peludo y podrían provocar un accidente.

Es recomendable que le pongas un impermeable o capa para evitar que se moje demasiado, incluso podrías ponerle botines protectores, sobre todo si tu perro o gato  es muy sensible de sus patas y cojinetes.

En la medida de lo posible trata de evitar que tome agua de los charcos, que muchas veces ahí se encuentran algunos parásitos y después de la época de lluvias es necesario que lo lleves al veterinario a desparasitarlo.

Después de disfrutar su paseo es necesario que llegando a casa lo seques con una toalla o con secadora de pelo, solo que para muchos el ruido de la secadora es demasiado fuerte y los puede poner nerviosos, provocando una mala reacción ante la lluvia porque relacionan la lluvia con la secadora.

Si no secas bien su pelo tu compañero perro podría enfriarse y puede contraer algunas enfermedades como:

  • Tos de perro.
  • Faringitis.
  • Laringitis.
  • Bronquitis.
  • Neumonía.
  • Pulmonía.

La mayoría de estas enfermedades tratadas a tiempo son curables y no son tan graves, a excepción de la pulmonía. Es importante actuar ante las primeras señales de enfermedad, algunos de los síntomas que podría presentar  en caso de resfriado son:

  • Falta de apetito
  • Estornudos
  • Mocos en la nariz
  • Decaimiento

Si tiene algo más complicado, además de lo antes mencionado podría presentar también:

  • Tos seca
  • Respiración ruidosa
  • Fiebre
  • Taquicardia
  • Náuseas
  • Pocas ganas de hacer ejercicio

En el caso de los gatos las enfermedades más comunes por humedad son:

  • Rinotraqueitis.
  • Síndrome Respiratorio Felino.

Estas enfermedades no son mortales pero si no son tratadas a tiempo pueden volverse crónicas o dejar secuelas que podrían afectar la calidad de vida de tu felino. Sus síntomas son:

  • Estornudos
  • Úlceras en la lengua.
  • Inflamaciones e  irritaciones en la zona nasal.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Apatía.
  • Mucosidad nasal.

Si notas alguno de estos síntomas y ves que duran más de uno o dos días, es momento de llamar al veterinario y seguir sus indicaciones.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario