¿Cómo identificar trastornos emocionales en tu perro?

Publicado por Alejandra Merino en

Tanto las personas como los perros tenemos que cuidar nuestra vida emocional. El trato que le demos a nuestros pequeños formara el carácter y el comportamiento que tengan de adultos.

Es nuestro deber poner límites, establecer reglas, rutinas, definir castigos y premios, delimitar espacios prohibidos y permitidos y darle continuidad a la educación que le demos desde el día 1.

La falta de consistencia provoca confusión en los perros, no podemos decirles un día que se pueden subir a la cama y al otro día regañarlos por hacerlo.

Este tipo de confusiones provocan un comportamiento errático, lo que deriva en dueños alterados y en muchos casos trastornos emocionales caninos.

Estos trastornos pueden manifestarse en ansiedad, depresión e irritabilidad entre otros

La mayoría de las veces los perros relacionan una situación problemática o traumática con algo, ya sea un olor, un sabor, un sonido, una palabra o un ademan.

Los síntomas de estos trastornos emocionales pueden ser muchos: aullidos, ladridos incontrolables ante una situación particular como el ruido de una sirena, personas pasando frente a la casa, esconderse o temblar cuando escucha alguna palabra, etc.

Pero hay una luz al final del camino, si tu perro tiene algún trastorno, sin importar que haya estado a tu lado desde pequeño o que haya sido adoptado puede tener una solución.

Empezando por darle mucho amor y entender que es una situación que va más allá de él mismo, es algo que no logra controlar y requiere ayuda, después  debemos ayudarle ya sea con terapia o rehabilitación y podemos reforzar con algún tipo de medicamento

Se necesita amor, paciencia y mucha dedicación pero se puede lograr.

Algunos de los trastornos más comunes son:

Depresión

El perro esta cabizbajo, duerme demasiado y no disfruta sus actividades, normalmente se retraen y evita el contacto con personas y con otros animales.

Regularmente se trata con terapias conductuales, reforzando con premios, cuando hace cosas divertidas, más ejercicio, muchos apapachos y mucha atención de los dueños.

Trastorno emocional por hiperapego

Es una dependencia extrema a un sujeto en particular, a quien el perro ve como de su propiedad. Es cuando no soportan que alguien más este cerca de ese sujeto e incluso pueden tornarse agresivos si alguien quiere tocar o siquiera sentarse cerca de su sujeto. Esto se genera por haberlos destetado muy temprano, por sobreprotección del sujeto en cuestión y falta de estímulos de independencia.

Aquí nos enfrentamos a una conducta negativa que tenemos que corregir con terapia y rehabilitación. Aunque también existen refuerzos como las flores de Bach que pueden ayudar a controlar la agresividad.

 

Trastorno de ansiedad por separación

Es cuando tu perro no se puede quedar solo o sin ti. Al hacerlo destruye cosas, orina, defeca o vomita por todos lados, se hace pipi cuando llegas e incluso puede llegar a romper puertas para buscarte.

Además de terapia, puedes ayudar a tu peludo a superar esta ansiedad con tratamientos homeopáticos o alternativos como las flores de Bach

 

Miedos

Tu perro puede presentar signos de temor ante algunos estímulos como los fuegos artificiales, la voz de los niños, subirse al auto.

Esto es provocado por alguna situación que vivió en algún momento que le causo mucho estrés e incluso pudo haberlo lastimado.

Para este trastorno existen gotas naturales que ayudan a tranquilizar a tu perro cuando no estas.

Existen otros comportamientos que pueden estar relacionados con algún trastorno, pero que no has logrado identificar plenamente, algunos síntomas pueden ser:

  • Se muestra muy inquieto cuando hay visitas.
  • Llora cuando lo subes a un
  • Se paraliza cuando salen de paseo
  • Tiene actitudes agresivas sin motivo aparente
  • Se sobresalta sin motivo aparente.

Para ayudarle a corregir esas conductas puedes  apoyarte con el uso de algunos premios tranquilizantes mientras refuerzas conductas positivas.

Tu perro es más sensible de lo que crees, pero muchas veces todas estas conductas negativas se corrigen fácilmente con apoyo y terapia sin necesidad de administrar medicamentos, no pierdas la cabeza, busca ayuda de un especialista, seguro tu veterinario puede apoyarte.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario