Cómo identificar la ansiedad en tu perro

Publicado por Alejandra Merino en

La ansiedad hace muchos años dejo de ser un pretexto o un achaque y pasó a ser diagnosticada como un trastorno mental que afecta a millones de personas y animales. Es una enfermedad real, sintomática y tratable.

Es un estado mental de alerta constante, combinada con un miedo o preocupación incontrolable. Sus síntomas regularmente son:

  • Taquicardia o palpitaciones.
  • Opresión en el pecho.
  • Falta de aire o problemas para respirar.
  • Temblores, regularmente en las manos.
  • Sudoración.
  • Náuseas y/o vómitos,
  • Tensión y rigidez muscular.
  • Sensación de mareo e inestabilidad.
  • Llanto o sensación de llanto.

Esta enfermedad no solo ataca a los humanos, se ha descubierto que también afecta a los animales.

Aun cuando no podemos detectar exactamente los mismos síntomas, sí sabemos que los síntomas en los perros que sufren ansiedad son:

  • Destrucción de su propia casa.
  • Destrucción de elementos cercanos.
  • Ladridos o maullidos constantes.
  • Defecar u orinar en sitios inadecuados.
  • Automutilación.
  • Dar vueltas buscando la punta de su cola.
  • Darse golpes leves contra las paredes.
  • Vómito sin razón aparente.
  • Necesidad constante de afecto o protección.
  • Cambio en hábitos alimenticios (come de más o de menos).

Si tu perro presenta alguno de estos síntomas, es necesario que consultes a tu veterinario para encontrar el origen de la ansiedad.

Los perros pueden sufrir ansiedad por diferentes motivos, el más común es la ansiedad por separación y lo padecen los perros que pasan mucho tiempo solos.

Otros tipos de ansiedad son:

  • Ansiedad generalizada: se presenta en perros que no tienen rutinas establecidas y que por ello no saben reaccionar ante diferentes estímulos.
  • Ansiedad por ruido: es cuando el perro sufre con fuegos artificiales, tormentas, truenos o cualquier otro ruido fuerte.
  • Ansiedad por viaje: está asociado con cualquier tipo de traslado que requiera una transportadora y es que el miedo de no saber a dónde va produce ansiedad.

Una vez que se identifique la causa, el veterinario te dirá como tratarla, regularmente se necesita de una rutina de ejercicios y terapias que pueden ser con juguetes especiales, reforzamientos de conducta que pueden ser premios, conductas positivas de los humanos o indicaciones asertivas y en algunas ocasiones es necesario el uso de medicamentos, naturales o  farmacéuticos, esto en casos ya muy avanzados y muy severos.

Si el nivel de angustia de tu perro es de leve a moderada y has logrado identificar las causas, puedes intentar ayudarlo con premios calmantes que le podrás dar antes de que viva alguna de las causas que le producen ansiedad como la ida al veterinario, que tú te salgas todo el día o antes de que empiecen los fuegos artificiales de alguna celebración por tu casa.

También puedes echar mano de tratamientos naturales como flores de Bach o aceites naturales de lavanda o melisa.

Jugar con ellos también ayuda a bajar los niveles de ansiedad ya que el juego libera endorfinas que los hace sentirse felices. Prueba con diferentes juguetes. Utiliza juguetes de contacto para que juegue contigo pero retíralos cuando tu no estas y cámbialos por juguetes de alta resistencia para que pueda morderlos sin que se rompan.

Si no lograste mejoría visible, acude a tu veterinario y deja que él te oriente.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario