Cómo cuidar a tu gato durante el verano

Publicado por Alejandra Merino en

El calor en estos días desquicia a cualquiera, es difícil encontrar un lugar fresco en casa, nos ponemos de malas y buscamos la manera de refrescarnos.

Pues no creas que para los felinos es diferente, ellos también sufren con el calor, su comportamiento y su humor cambian y debemos estar pendientes de que estos cambios no le afecten ni a nivel anímico ni a nivel físico.

  • Muchos gatos pierden el apetito debido al calor, para ayudarlo, dale de comer en la mañana o en la noche que es cuando la temperatura está más baja.
  • La mayoría de los gatos aman estar tirados al sol, pero una larga exposición al sol y a las altas temperaturas puede provocarle golpes de calor, insolación o quemaduras de piel (en especial si tienen el pelo blanco o muy fino) por eso debes restringir su tiempo al sol manteniéndolo dentro de casa o con las cortinas cerradas.
  • Evita que tome el sol entre las 12 del día y las 3 de la tarde, en este horario es cuando el sol está en su máximo esplendor y provoca las quemaduras más fuertes.
  • Cuando tienen calor se refrescan con su saliva, por ello es importante:
  • Que siempre tenga agua disponible ya que puede llegar a deshidratarse debido al tiempo que pasa lamiendo su pelaje
  • Cepíllalo con mayor frecuencia para evitar que trague demasiado pelo mientras se acicala con la lengua.
  • Debemos revisar que esté tomando agua suficiente para mantenerse hidratado y si su consumo de agua no aumenta en estas fechas podemos utilizar algunos trucos como apoyarte con alimento húmedo o animarlo a tomar agua cuando tú estés en casa.
  • Cambia su agua constantemente para que siempre esté fresca y la tome con más gusto.
  • Ten cuidado con las ventanas ya que en verano queremos abrir todas las ventanas para que circule el viento pero esto puede poner en riesgo a nuestro gatito, quien puede escapar o caer al explorar una ventana abierta que regularmente está cerrada.
  • Nunca lo dejes encerrado en una habitación, mucho menos si es una habitación que recibe mucha luz solar.
  • Pon su cama cerca del ventilador o de una puerta que este abierta para que tenga un lugar fresco para dormir.
  • Ten cuidado al utilizar el aire acondicionado ya que los gatos son muy sensibles de la garganta y pueden enfermar de laringitis, faringitis o rinitis.
  • Vacuna y desparasita a tu felino porque con el calor los parásitos, insectos y garrapatas proliferan.
  • Las pulgas también representan un riesgo importante en esta fechas, así que también hay que protegerlo de ellas.
  • Nunca, nunca, nunca dejes a tu gato dentro del auto, ni por 5 minutos. Las temperaturas que pueden llegar a alcanzar los vehículos en su interior pueden subir en cuestión de minutos y llegar a ser mortales.

Cuida a tu gato como cuidarías de un bebé, cuídalo como te cuidas a ti.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario