¿Cómo ayudar a un perro que te encontraste en la calle?

Publicado por Alejandra Merino en

Todos hemos escuchado historias de perros encontrados en la calle, que fueron llevados a hogares temporales y que fueron adoptados o bien que volvieron con su familia después de haberse extraviado.

Parece de cierta forma hasta una historia de todos los días, pero estas historias no existirían si no existieran héroes sin capa que al ver a un peludo indefenso y con cara de extravío, deciden tomarse el tiempo para ayudarlo y no pasan de largo ante una situación así.

Sin embargo, el ayudar a un perro que está en la calle no es tan sencillo como parece. Primero debemos acercarnos a él de una manera tranquila, muchas veces estos peludos están asustados y un perro asustado puede ser agresivo, no por malo sino por autodefensa. Después llevarlos con nosotros y finalmente decidir sobre su destino.

Al encontrarlo:

  • Siempre que quieras acercarte a un perro en la calle, háblale en un tono suave (ellos sienten tu energía y reaccionan a ella, si les hablas fuerte pueden sentirse amenazados y huir o morder),
  • No hagas movimientos bruscos y repentinos (no te conoce y no sabe qué quieres, un movimiento sorpresivo puede interpretarlo como una amenaza de golpe o de captura).
  • Ofrécele algo de comer o beber (no sabes cuánto tiempo lleva sin comer o beber, esta será una manera de ganar su confianza),
  • No lo toques sin que te da permiso (estira de manera lenta tu mano cerrada en puño para que pueda olfatear el dorso de tu mano, si lo olfatea y no hay reacción puedes acariciar su cabeza con cuidado y de manera lenta y suave, si gruñe, te enseña los dientes o retrocede no lo toques, no confía en ti y puede morder si intentas tocarlo).
  • Tómate tu tiempo (ten paciencia, el que haya aceptado una caricia no quiere decir que acepte que lo abraces o lo cargues, debes respetar sus tiempos e ir progresando con las caricias y el acercamiento conforme él te lo vaya permitiendo antes de querer cargarlo o llevarlo a algún lado).
  • Llévalo contigo (invítalo a que te siga, llamando su atención y dando pasos cortos para que él entienda que debe de ir contigo, si está lastimado o en mala condición física cárgalo, pero siempre atento de sus reacciones, si hay gruñidos, enseña los dientes o llora no lo cargues).

Dale un lugar seguro:

Una vez que hayas ganado la confianza del perro y te haya seguido o haya permitido que lo cargues, llévalo a un lugar seguro, donde pueda descansar un poco, comer y prepararse para lo que viene.

Nunca recojas a un perro en la calle si no estás dispuesto a ayudarlo de verdad.

Primeras acciones:

  • Dale de comer y de beber en forma.
  • Déjalo que duerma un rato.
  • Revisa que no tenga heridas.
  • Contacta a su familia en caso de que tenga algún dato en su collar.
  • Si no tiene datos entonces ayúdalo a buscar a su familia.
  • Si puedes, y consideras que lo necesita, dale un baño.
  • Tómale fotos antes y después del baño.
  • Sube las fotos a tus redes sociales con tus datos por si aparece su familia puedan contactarte.
  • Revisa páginas o redes sociales de dueños de perros para ver si existe algún reporte de extravío.
  • Espera un tiempo en lo que aparece su familia.
  • Si el peludo requiere asistencia médica, busca un veterinario.

Nunca pidas a un veterinario que haga su trabajo de manera gratuita solo porque tu rescataste al peludo. Entendamos que la ayuda se debe de dar de manera completa y el veterinario no está en la obligación de hacer las cosas gratis. Si no puedes costearlo busca asociaciones o centros de adopción responsable que puedan atenderlo.

Toma decisiones

Es importante que tomes algunas decisiones desde el primer momento como ¿cuánto tiempo lo tendrás en tu casa?,¿a dónde lo llevaras si no lo reclama nadie? ¿qué le darás de comer?

Ayúdalo a encontrar su hogar

Si alguien lo reclama pide pruebas antes de entregarlo porque muchas veces, alguien puede reclamarlo sin que sea su familia. Lo sabemos, es triste pero no podemos confiar ciegamente en las personas.

Si nadie lo reclama después del lapso de tiempo que tu decidiste es momento de comenzar a buscarle un hogar nuevo o bien llevarlo a un albergue. Solo recuerda que ese perro solo te tiene a ti, toma la decisión con el corazón en la mano, siempre pensando qué es mejor para él.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario