9 veces en que los gatos nos enseñaron que no son tan independientes

Publicado por Alejandra Merino en

Para los gatos la cuarentena también ha impactado y es que está acostumbrado a tener la casa para él y ahora la comparte contigo todo el tiempo.

Por lo general los gatos son independientes, necesitan sus momentos de soledad, pero eso no quiere decir que no les guste estar solos, al contrario son animales sociables y cariñosos, solo que a veces necesitan espacio para descansar y hacer sus cosas de gato, como el no hacer nada.

Por otro lado, ahora que estas más tiempo con él es posible que te hayas dado cuenta que tiene comportamientos diferentes y hace cosas que tal vez no entiendas del todo.

Al igual que los perros, los felinos sienten apego por sus dueños y buscan acercamiento y caricias, expresan su aceptación y amor al tiempo que demuestran su cariño.

De hecho te presentamos 9 momentos en que los gatos nos demuestran que no son tan independientes y que necesitan de nosotros.

Lo que tu gato te quiere decir

  1. Los golpes en la cabeza: cuando un gato se pega en la cabeza está buscando atención de su dueño. Necesita una dosis de apapachos y atención. Podrías estimular el juego con un poco de catnip. Aprovechando el buen humor de tu felino.
  2. Se frota contra ti: es una manera de decir “este humano es mío”, te está aceptando y quiere reciprocidad.
  3. Hambre: este es un momento inequívoco de que te necesita, te maullara de manera clara, con el cuerpo relajado y mirándote fijamente. Tiene hambre, quiere que le des de comer.
  4. Se pasea por delante de ti: quiere que dejes lo que estás haciendo para que estés con él y solo con él.



  5. Te “amasa”: cuando te empuja repetitivamente con las patas como si te amasara, quiere decir que quiere estar junto a ti, no quiere caricias, solo tu compañía. Es una forma de decir “te quiero junto pero no encima”.
  6. Frota su cabeza contra ti: esto no es una señal de posesión, es una manera de decir “te quiero”
  7. Miedo: un gato que está asustado mete la cola entre las patas y pega las orejas a la cabeza, si se te acerca en esos momentos busca protección, pero si se aleja es que está enojado, mejor no te acerques. Para ayudarlo puedes darle gotas naturales relajantes.
  8. Ataca tus tobillos: está jugando a casar y tu eres la presa. Quiere que juegues con él (mejor compra un juguete para que no termines todo arañado)
  9. Te lame: ya sea el cabello, las manos o la cara. Te está acicalando como si fueras su cría. Te quiere. Dale caricias tú también con un cepillo o una carda.

En croquetero.com estamos comprometidos con el bienestar de tu gato y tenemos todo lo que necesitas para hacerlo feliz y cuidar su salud. Además lo llevamos hasta la puerta de tu casa para que no salgas y no te expongas.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario