5 formas de ayudar a un gato abandonado

Publicado por Alejandra Merino en

Estamos en la época del año en la que más abandonos de perros y gatos se reportan. Esto se debe a que los bellos y tiernos regalos de navidad ya crecieron y se les está quitando lo lindo, lo tierno y lo pequeño.

Muchos de esos peludos fueron comprados por impulso y las familias ahora se dan cuenta de la gran responsabilidad que implica tener un peludo en casa y en su gran mayoría prefieren eliminar el problema abandonándolos en la calle.

¿Cómo puedes ayudar a un gato abandonado?

Primero debes identificar si el gato en cuestión es realmente un felino abandonado o solo es un peludo rebelde que salió de casa sin permiso de su mamá.

Si está en buen estado físico, es juguetón y se muestra curioso, seguramente es un niño travieso que enfrentará un gran regaño al volver a casa.

Si por el contrario se ve temeroso, hambriento, desconfiando o está en mal estado físico es posible que sea un gato abandonado.

Ahora veamos 5 formas como puedes ayudarlo.

  1. Aliméntalo e hidrátalo: solo él sabe cuánto tiempo lleva sin comer o tomar agua, dale algo de comer y de beber. No trates de cargarlo de primer contacto, puedes salir herido, ya que sus garras y sus colmillos son extremadamente filosos. Con el tiempo el felino te reconocerá y confiará en ti de una manera natural.
  2. Avisa: ve por las calles aledañas a donde encontraste al gato pregonando su ubicación, avisa en los comercios cercanos como tienditas, tintorerías, papelerías, etc.
  3. Publica: publica una foto y ubicación en redes sociales, dale seguimiento para que siga vigente la publicación.
  4. Si te ganaste su confianza y puedes llevarlo a tu casa podrías darle un hogar temporal, en lo que encuentras a su familia o a una nueva familia que quiera adoptarlo o bien podrías adoptarlo tú y darle un hogar y gozar de todos los beneficios que aporta tener un peludo en tu vida.
  5. Llévalo a un lugar seguro: si no puedes adoptarlo y no encontraste quien quiera hacerlo, llévalo a un refugio, albergue o casa hogar para que ellos se encarguen del minino en lo que encuentra un nuevo hogar.

Como consejo te pedimos que si pudiste llevar contigo al minino pases a ver a un veterinario para que lo revise y te diga si tiene algún chip que ayude a identificarlo y que te diga si está bien de salud. Si no tienes peludos en tu casa pídele al veterinario consejos para alimentarlo en lo que consigues las croquetas.

Una pequeña acción puede cambiar la vida y el destino de un peludito.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario