Un perro para cada estilo de vida *Razas Pequeñas

Publicado por Yolanda Sánchez Vizcaya en

¿Has tratado de seguirle el paso a un niño  de 2 o 3 años? ¿Has visto que TODO el tiempo se están moviendo? ¿Has notado cómo los adolescentes pueden permanecer horas en la misma posición sin mover un solo dedo? o ¿Has analizado a esa tía que se levanta y se sienta 20 veces en una reunión, levanta trastes sucios, ofrece bebidas, trae botanas y organiza el pastel?

Todos tenemos diferentes personalidades, nuestro ritmo de vida y nuestra actividad física cambian según la edad y  el ambiente nuestra personalidad. Pues lo mismo pasa con los perros, un Bulldog nunca se comportará igual que un Chihuahua o un Beagle. Cada raza de perro tiene características diferentes y es muy importante que las tomemos en cuenta antes de adoptarlos, porque de ahí viene el éxito de la adopción, si ignoramos las características especiales del perro que queremos adoptar podemos toparnos con muchos conflictos.

Cada familia tiene un ritmo de vida y un espacio definido y es nuestra responsabilidad buscar al tipo de perro que congenie con nosotros, que tenga una actividad física similar a la nuestra, que quepa en nuestra vivienda, a la que podamos mantener y que se convierta en uno más de nosotros y no en el monstruo que vine a destrozarlo todo o el bulto que jamás se mueve.

Cada tipo de perro tiene requerimientos especiales, en esta entrada hablaremos en específico de las razas pequeñas. Dentro de esta categoría entran los Maltes, Terrier, Chihuahua, Pug, Poodle, todos los “tacitas de té” y los “mini toy”, en general todo perro que pese menos de 15 kilos.

Estos pequeños son compañeros que se adaptan bien a la vida en departamentos porque no requieren mucho espacio pero son perros que tienen mucha energía y requieren que les dediquemos tiempo para jugar con ellos, son perros que aman estar cerca de sus dueños y pueden pecar de encimosos,  además entre más pequeños son más nerviosos, ladran mucho y se exaltan con facilidad. Muchos tienen muy poca paciencia por lo que no siempre son recomendables en hogares con niños pequeños o adultos mayores.

Aunque cada raza pequeña es diferente en general debemos de tener cuidado con las temperaturas extremas, en especial con los que pesan menos de 2 kilos porque son propensos a tener hipotermia. Son fáciles de transportar y de cargar, por ello tienden al sobrepeso porque al estar mucho tiempo en brazos no tienen la actividad física suficiente, además son muy frágiles y es fácil hacerles daño sin querer, sobre todo los niños pequeños.  

Son perros que sufren mucho del corazón y presentan problemas de dentadura y digestión, lo que les provoca mal aliento, por lo que requieren de una alimentación adecuada que les de los nutrientes necesarios según sus características. La comida específica para este tipo de razas ayuda a eliminar la placa de los dientes,  necesitan antioxidantes porque son razas muy longevas, requiere más calorías (no grasas) que los perros grandes porque su metabolismo es mucho más rápido, eso sí, su alimentación es menos costosa porque comen porciones pequeñas.

Un perro que no tiene suficiente aporte de calorías puede estar débil, adormilado, puede tener temblores o convulsiones, por ello es necesario cuidar mucho su alimentación y llevarlo al veterinario la menos cada 6 meses para revisión. Salvo por ello podrás disfrutar de una bella y pequeña compañía como un muñequito de peluche al que no le puedes quitar las pilas pero puedes abrazar a todas horas.

 

Ve más de la alimentación adecuada para cada raza.

Raza Pequeña 

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario