De la calle a la casa, cómo adoptar un perro o gato sin hogar

Publicado por Yolanda Sánchez Vizcaya en

A últimas fechas podemos decir (y con un gran orgullo) que la filosofía de la adopción de mascotas va en aumento. Tal vez la tecnología, que permite compartir las condiciones, muchas veces inhumanas, en las que se tienen a los animales en los criaderos (ojo, no decimos que todos pero si son más de lo que nos gustaría reconocer) o un aumento de conciencia de las personas sobre la cantidad de perros y gatos sin hogar que deambulan por la calle o terminan en antirrábicos para ser sacrificados (el cómo llegaron ahí y quienes son responsables es otro tema que posiblemente tratemos después) han colaborado para que los centros de adopción estén proliferando.

Pero no todo es color de rosa, hay muchos centros que aun con buena voluntad operan de una manera empírica, sin tener gran conocimiento de que es lo que hacen, cómo lo hacen y que necesitan para hacerlo y se convierten en lugares poco higiénicos donde los animales sufren igual o peor que en la calles o en las casas donde los maltrataban.

Por otro lado hay otros centros de adopción certificados y  fundaciones que hacen las cosas, con la misma buena intención, pero con una planeación, con una filosofía y sobre todo un gran compromiso para sacar a esos animales de las calles y darles un hogar de verdad, donde sean amados, cuidados, protegidos y que no regresen a las calles.

No restamos valor a ningún esfuerzo, al contrario, lo aplaudimos, pero podemos ver un  problema fuerte, en los centros de adopción no certificados no se pide muchos requisitos para adquirir  una mascota y muchas veces esos mismos animales regresan a las calles, ya que son nuevamente abandonados o sacrificados.

Los centros certificados y las fundaciones tienen estándares altos de control, y un listado de requisitos que tienes que cumplir si quieres adoptar una mascota, esto no es para hacer engorroso el proceso o para burocratizar la adopción, es para asegurar que la mascota que salga de ahí llegue a un buen hogar.

Cada centro de adopción tiene sus propias políticas, procesos y requisitos, aunque en general se parecen mucho te podemos decir que si quieres adoptar una mascota de manera responsable tendrás que:

  • Elegir el perro o gato que te quieras llevar a casa mediante un catálogo donde viene su foto, datos principales y una breve descripción de su personalidad.
  • Enviar un breve cuestionario donde te harán preguntas sobre dónde y cómo planeas tener a tu nueva mascota.
  • Recibir una visita en tu casa para poder corroborar que la información que diste sea cierta (recuerda se busca darles un hogar seguro y confiable y que no se los lleven para cruza, pelea o para tenerlos en situaciones precarias y de maltrato).
  • Llevarás a tu nueva compañero a casa por un periodo de prueba para comprobar que es el compañero que realmente buscabas y que puedes con el paquete (una mascota es un miembro más de la familia, no es un adorno y menos un juguete).
  • Si todo sale bien habrás ganado un compañero leal que estará contigo por siempre.

Para poder encontrar centros de adopción certificados te recomendamos darte una vuelta en la página de la Fundación De la Calle a la Casa . Con ellos podrás encontrar diferentes centros de adopción responsable certificados, echarle un vistazo a algunos catálogos de amiguitos cuadrúpedos que esperan un hogar e incluso certificar tu centro de adopción.

Te recordamos que adoptar a un perro o gato sin hogar es una acción de amor incondicional que te será regresada cada vez que llegues a tu casa y te topes con esos ojos emocionados a los que se les ilumina la vida solo con verte.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más nueva →


0 comentarios

Dejar un comentario