Programa y Ahorra
Iniciar sesión o Crear una cuenta
Más
Carrito

Desparasita a tu perro, por dentro y por fuera

Publicado por Viridiana Brito en

veterinario
  • Protege la salud de peludo y realiza un calendario de desparasitación interna y externa con ayuda de tu veterinario para prevenir enfermedades.

Uno de los puntos más importantes que debes considerar en cuanto a la salud de tu mascota se refiere es la desparasitación, la cual debe realizarse periódicamente durante toda su vida.

Para prevenir enfermedades  te recomendamos llevar un control utilizando un calendario anual donde tu veterinario te indique las fechas en las que debes desparasitar a tu mascota con base en su peso, edad y raza. Así no dejarás esta importante práctica para cuando te acuerdes o hasta que veas que tu perro está enfermo.

Recuerda que la desparasitación es tanto interna como externa ya que los parásitos pueden alojarse en la pancita de tu peludo y en su pelaje. Ten en cuenta que aunque lo bañes regularmente puede adquirir fácilmente los parásitos por eso es importante protegerlo siempre.


Desparasitación interna

Nuestras mascotas están en constante riesgo de contagiarse, en un cotidiano paseo por el parque los perros pueden adquirir algún tipo de parásito, que son organismos vivos que se alimentan de otros organismos vivos, en este caso de tu mascota. Los parásitos más frecuentes son los gusanos redondos y planos.

Estos gusanos se albergan en el intestino del perro pero pueden llegar a extenderse a otros órganos como los riñones y pulmones provocando graves infecciones y obstrucción intestinal.

Para prevenir estas situaciones desparasita a tu amigo de cuatro patas, lo recomendable es hacerlo cada tres meses. La administración es vía oral y la cantidad dependerá del tamaño de tu perro, por eso acude al veterinario para que te indique un desparasitante de amplio espectro que combata una amplia variedad de parásitos.


Desparasitación externa

Las pulgas y las garrapatas son los principales parásitos que pueden adquirir los perros y provocan lesiones cutáneas que al infectarse pueden ocasionar procesos alérgicos como la conocida alergia a la picadura de pulga.

Existen tratamientos preventivos como las pipetas que son de aplicación tópica, lo ideal es colocarla cada tres meses pero esto dependerá de la actividad del perro e incluso del entorno en el que viva, por ejemplo en zonas muy húmedas debe aplicarse mensualmente, por ello también es importante que lo consultes con tu veterinario.

Parte de las acciones de la Tenencia Responsable de mascotas es prevenir enfermedades de tu peludo, por ello organiza su calendario de desparasitación anual y cuida tanto su salud como la tuya.

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario